El Gran enigma. ¿Qué es la vida?

March 6, 2018


¿Por qué en un universo de materia, un universo “muerto”, inerte, de pronto emergió un ser, un alguien en medio de un “algo” infinito?


Alguien en medio de algo. Ese es el mayor enigma de todos los tiempos, la pregunta primordial para la que nadie ha hallado una respuesta “verdadera”.


Alguien en vez de algo. ¿Nos parece tan poco importante este hecho como para no investigar hasta hallar con la respuesta? 

Cuando conozcamos el verdadero enigma, cuando sepamos por qué surgió la vida, entonces podremos llegar a comprender el universo que nos rodea.


No es una respuesta sencilla. Por azar han apuntado las tesis de la ciencia. Por una casualidad en medio de trillones (en realidad son muchas más, pero abreviamos con este término para demostrar la magnitud) de posibilidades.


La vida en medio de lo inerte. Una conciencia primitiva capaz de entender el entorno. Eso era la primera forma de vida, un ente capaz de reaccionar a lo que sucedía a su alrededor, con un miedo aterrador a ser aniquilado. Tal era su miedo que ese primer ser vivo se reparó cada vez que era dañado, porque no quería dejar de ser Alguien y volver a ser Algo.


Un ser vivo es un conjunto de materia que se repara a cada instante para seguir con vida. Esa es una de las tres condiciones (las otras son la replicación y poseer una membrana defina y separe su cuerpo del exterior) para considerarlo como ser vivo.

 

¿Y nadie se ha preguntado por qué se reparaba? No es necesario crear extrañas hipótesis para negar la existencia de una intención inicial. 


Lo vivo quiere seguir con vida, a toda costa. Cualquier organismo vivo se reparará a sí mismo para no morir. El mayor enigma sigue sin hallar una respuesta. 


¿Por qué podemos afirmar que lo vivo es alguien y posee una intención? Incluso el primer ser vivo, increíblemente básico en su estructura si atendemos a la complejidad de los seres multicelulares, era capaz de diferenciar entre la vida y la muerte. ¿Cómo si no hubiera sido capaz de repararse para seguir vivo y evitar la muerte?


Negar la existencia de una inteligencia detrás del comportamiento de los seres vivos constituye un engaño flagrante. Todo ser vivo ha luchado, lucha y luchará siempre por seguir con vida. Por evitar la muerte.


Nos han enseñado a no creer en un creador, porque la ciencia no puede demostrar la existencia de una deidad.
Y así el gran misterio continúa oculto en el fondo del abismo del olvido. Y sin esa respuesta no podemos entender quiénes somos. Nunca sabremos cuál es el destino de la vida. Naceremos, viviremos y moriremos sin siquiera haber tenido la posibilidad de conocer nuestra esencia, la intención que late tras nosotros.


A todo aquel que crea respuestas atrevidas para explicar el origen de la vida, sin miedo a hablar de un ser creador, sin miedo a rebatir las extrañas e improbables hipótesis científicas, se le tacha de charlatán, de loco. Sólo un loco creería en un ser creador… Es más sensato creer en una canica (no una canica cualquiera, esta era súper densa) que explotó (nadie sabe de dónde salió) en un proceso llamado Big Bang, creó las galaxias y de casualidad surgió la vida. 


Si aceptamos y nos conformamos con la explicación que dice que la vida es simple azar, entonces nunca hallaremos la respuesta al gran enigma. ¿Por qué la vida, nosotros y el resto de seres vivos, somos alguien en vez de algo?


Alguien en vez de algo. Somos fruto de la conciencia, de hecho la conciencia se manifiesta a través nuestro. Sin vida no hay conciencia. ¿Tan insignificante es la conciencia como para no ir más allá en busca de respuestas?


Iván y yo no nos conformamos con el olvido, con la ignorancia. Nosotros queremos entender por qué y para qué estamos vivos.


En el libro Espiritualidad y Biocentrismo respondemos a esta pregunta definiendo una tesis clara, sin brumas a su alrededor, sin la necesidad de negar la existencia de una conciencia primordial. Sin miedo a la respuesta. Con ansias de compartir nuestras profundas creencias con el mundo.


Es posible que nos equivoquemos como tantos otros, pero… ¿Y si estuviéramos en lo cierto? 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Origen del libro 'Espiritualidad y biocentrismo: una nueva Tierra para una nueva Compasión

January 5, 2018

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook icono social
  • Facebook icono social