Biocentrismo vs Sensocentrismo

February 4, 2018

Soy co-fundador de un santuario de animales y vegano desde hace más de 12 años. Como activista del movimiento de derechos animales he analizado durante todo este tiempo las fortalezas y debilidades del biocentrismo y el sensocentrismo, los que son, con toda probabilidad, las “filosofías” más morales que existen en la actualidad, pues ambas son inclusivas con otras especies que no son la nuestra, es decir, la especie humana.

 

El sensocentrismo establece una línea de corte sobre los individuos que debemos respetar. Todo animal que posea un sistema nervioso central debe ser respetado, porque es capaz de expresar emociones, tales como el miedo o la felicidad. Además les presupone unos intereses que podemos comprobar, tales como el interés de seguir vivos o el interés de ser libres. Los podemos comprobar porque sus reacciones nos resultan comprensibles. Tienen un cerebro que transforma los estímulos externos en emociones, y los estímulos internos en pautas de comportamiento. El cerebro se encarga de realizar esta transformación.

 

El biocentrismo no establece ninguna línea de corte sobre los individuos, ya que todo ser vivo debe ser respetado por el hecho de estar vivo. El biocentrismo estipula que los intereses de un ser vivo por permanecer vivos no están sujetos a la capacidad de expresarlos, pues todo ser vivo posee la capacidad de reparación y replicación. Es decir, de manera inconsciente todo ser vivo se replica. Pero es que, además, todo ser vivo interactúa con el entorno para garantizar su supervivencia y su reproducción.

 

El biocentrismo y el sensocentrismo han desarrollado potentísimos argumentarios que fortalecen cada uno de los principios en los que se basan.

 

A mí me sucede una cosa curiosa al analizar ambas posturas, que me hace decantarme por el biocentrismo de manera categórica. El biocentrismo respeta a todos los seres vivos, tengan sistema nervioso central o no. Es decir, todos los individuos están incluídos en el sistema de resolución de conflictos. El sensocentrismo asigna un tratamiento hacia los seres vivos sin sistema nervioso central que los equipara a materia inerte. Como no son capaces de expresar emociones, entonces sus intereses no deben ser respetados.

 

El problema del biocentrismo es su complicada ejecución. Respetar a los animales con sistema nervioso central es un hito alcanzable en el tiempo. Respetar a todos los seres vivos es algo muchísimo más complejo de alcanzar. ¿Debe la dificultad de lograr un objetivo condicionar una creencia? Es decir, ¿debemos convertirnos en sensocentristas por la dificultad de implantar el biocentrismo en la sociedad?

 

Nunca he creído que la dificultad de puesta en práctica de un ideal deba convertirse en un condicionante para invalidarlo. De hecho el sensocentrismo, dada su mayor facilidad de implantación, no debería ser más que el paso previo para dar el salto al biocentrismo. Como siempre, surge un problema en la defensa de un ideal. El ideario sensocentrista no es capaz de reconocer que nace por la imposibilidad de aplicar el biocentrismo, sino que se erige como un sistema de creencias completo, con una compleja (y cuestionable) hipótesis de por qué los seres vivos no sintientes deben ser apartados del círculo de consideración.

 

Yo, como biocentrista teórico y sensocentrista práctico, entiendo este conflicto emocional que aparece ante un debate como el que planteo, por eso suelo rehuirlo. Llevo 12 años escuchando los mismos ejemplos, los mismos razonamientos, y con el paso del tiempo he aprendido una cosa.

Defiende tu creencia con toda la fuerza del mundo. Gasta tu energía en comprenderla y hacerla comprender. Pero no busques convencer a otros de la verdad de tus creencias, porque la misma capacidad de hilar un razonamiento indestructible la poseemos todos.

 

Siempre me ha gustado escuchar sin juzgar. Por este motivo me adentré en la espiritualidad y me quedé con lo que me convencía, y deseché lo que no me convencía.

 

Puedo afirmar que, al menos para mí, el biocentrismo es, de lejos, el sistema moral más completo que ha desarrollado la mente humana. Increiblemente completo. Pero, desde mi punto de vista particular, todo sistema de creencias tiene una deficiencia de base. Es cuestionable porque llega un momento, en el origen más remoto que establezcamos, que un simple “¿y por qué es así?” se queda sin respuesta. En la espiritualidad se traza un increíble origen que encaja a la perfección con el sistema biocentrista. De hecho encaja tan bien que me sorprende que nadie las haya combinado hasta ahora. O al menos que nadie las haya llevado hasta las últimas consecuencias.

 

Nosotros lo hemos hecho en este libro y estamos orgullosísimos del resultado. Iván y yo sabemos que lo que contiene este libro es algo tan revolucionario que puede resultar un punto de inflexión en la comprensión del mundo. Es complicado explicar que la espiritualidad no significa religión, sino una completa y compleja explicación metafísica tan poderosa que resulta muy difícil ignorarla. Y ante todo la espiritualidad tiene una respuesta para ese “¿Y por qué es así?”, porque la base de la espiritualidad es la existencia de una causa primera.

 

A mí, un antiguo agnóstico, no me ha costado comprender la increíble certeza que emana de la espiritualidad profunda. He disfrutado muchísimo desarrollando durante casi tres años las ideas que explico en el libro. Iván ha pasado años estudiando la espiritualidad profunda, y al conocer el biocentrismo ha podido completarlo de manera tan fluída que hasta él me ha comentado su asombro en cada conversación que manteníamos.

 

Estamos orgullosísimos de nuestra obra, el pequeño “kraken”, como lo llamamos cariñosamente, porque tiene la capacidad de engullir hasta un enorme navío.

 

El biocentrismo supone el futuro, pero desde la comprensión espiritual resulta tan poderoso que cambiará el mundo.

 

Alberto Terrer, en Enguera a 04 de Febrero del año 2018

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Origen del libro 'Espiritualidad y biocentrismo: una nueva Tierra para una nueva Compasión

January 5, 2018

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook icono social
  • Facebook icono social